C/ Eulogio Oscariz s/n, 50830 Villanueva del Gállego, Zaragoza
876 115 019

Me ha sobrado vino, ¿cómo lo conservo?

Quizá en alguna ocasión te has planteado si abrir o no una botella de vino porque sabías que no ibas a acabártela o que, en alguna ocasión te hayas encontrado en la situación, quizá por haber calculado mal para la cantidad de comensales, de que te sobre vino en una comida o celebración. Puede ser que hallamos abierto más vino del que era necesario o que alguna o algunas de las personas para las que calculábamos hayan decidido no beber. Si esto ocurre, será inevitable que nos sobre vino. Y aquí surgen las dudas ¿Cuánto dura una botella de vino abierta? ¿Qué hago para que no pierda el sabor ni el aroma?

Como consejo para que esto no ocurra te diré que es fundamental tener en cuenta el tamaño de las botellas, si son de 0,75 l. cada una debería darte para unas siete copas, si las llenas correctamente hasta la parte ancha de la copa, pero, como decíamos, siempre puede haber imprevistos.

Volviendo al vino sobrante, la primera respuesta, y lo ideal en estos casos, sería beberlo cuanto antes mejor, pero primero tenemos que saber cómo conservarlo bien hasta que eso ocurra. Para ello, será interesante conocer qué ocurre al descorchar un vino y cuáles son sus consecuencias.

Cuando abrimos una botella de vino, el oxígeno entra y toma contacto con la bebida, dando comienzo al proceso de oxidación, provocando que el vino vaya perdiendo su aroma, sabor y calidad. He de decirte que los vinos que menos aguantarán abiertos serán los espumosos, no los guardes nunca más de un día y, durante ese tiempo, tápalos con un tapón especial para este tipo de vinos. Los blancos y rosados aguantarán entre 1 y 3 días bien tapados. Por último, los tintos serán los que más aguanten, variando entre los 3 y los 5 días, dependiendo del tiempo que el vino haya pasado en contacto con la barrica y los taninos y el cuerpo que éste posea. Los vinos que sin duda durarán más tiempo abiertos son los dulces, por ejemplo, los fortificados estilo Oporto, estos vinos pueden durarte incluso semanas.

CONSERVACIÓN

En cuanto al proceso de conservación, sin duda, lo más rápido y económico es utilizar una bomba y un tapón de vacío, que nos permitirá extraer el oxígeno del vino. En el caso de que no contáramos con dicha bomba o el tapón, podríamos hacerlo con el propio tapón que trae la botella de vino. Otra posibilidad sería cambiar el vino a una botella de cristal más pequeña que se pueda cerrar herméticamente. También existen aparatos más profesionales, y obviamente menos económicos, que introducen nitrógeno en la botella.

Lo importante es evitar que entre oxígeno en el vino para que éste no se oxide y de paso evitar, de esta manera, que entren aromas que puedan provocar la modificación de las condiciones organolépticas de la bebida. Esto tiene más probabilidades de ocurrir si guardamos el vino en un frigorífico, donde conviven multitud de alimentos que poseen olores muy dispares. Lo más recomendable sería guardarlo en una vinoteca, el frío ralentiza su degradación, y mantenerlo a una temperatura constante. Si no puedes guardar la botella en una nevera o vinoteca, procura que sea en un lugar oscuro, la luz puede causar reacciones químicas que incidan negativamente en el sabor del vino.

Por otro lado, en el caso de guardarlo en frigorífico, es conveniente del mismo modo guardarlo en posición vertical, para que el vino que ha sobrado esté lo más alejado posible del cuello de la botella, ya que será por donde entren los elementos que pueden afectar negativamente al vino.

¡COCÍNALO!

Después de estos consejos para su conservación, podríamos hablar también de la posibilidad de no querer o no poder acabar ese vino, en cuyo caso, existe una segunda opción: utilizarlo para cocinar. La idea es añadir ese vino en uno o varios platos que puedan dar un toque único a tus alimentos. Puede ser el momento ideal para probar platos nuevos en tu cocina o hacer valer esos que ya conoces a la perfección y disfrutar de una buena carne (más adecuada para tinto) o pescado (con blancos) o de la salsa perfecta para ellos.

Hagas lo que hagas con ese vino que te sobra, lo importante es que intentes aprovecharlo para disfrutar hasta la última gota de la botella. Por supuesto, en Bodegas Larre contamos con el vino ideal para disfrutar solo o en compañía y ahora sabes cómo conservarlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
¿En que podemos ayudarte?
Powered by