C/ Eulogio Oscariz s/n, 50830 Villanueva del Gállego, Zaragoza
876 115 019

Todo lo que el tinto puede hacer por nuestro organismo

Tan sólo una copa de vino tinto al día puede hacer por nuestra salud mucho más de lo que imaginas. Eso sí, recuerda que se debe hacer con moderación y equilibrio. Un vaso diario de esta bebida, además de acompañar gustosamente a tus platos, mejorará tu salud y bienestar.

Tan sólo una copa de vino tinto al día puede hacer por nuestra salud mucho más de lo que imaginas. Eso sí, recuerda que se debe hacer con moderación y equilibrio. Un vaso diario de esta bebida, además de acompañar gustosamente a tus platos, mejorará tu salud y bienestar.

El vino tinto nos ayuda a bajar de peso y es potenciador para nuestro cerebro

El vino tinto activa el gen que impide la formación de nuevas células de grasa. Además, estimula las que ya existen para depurarlas y eliminarlas de forma progresiva. Es importante no beber más de una copa al día y el vaso no debe llenarse. Aunque es necesario contar con una dieta equilibrada y libre de grasas para poder notar los resultados.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha realizado varios estudios que han sido publicados en diversos medios, en los que se afirma que el tinto es un potenciador para nuestro cerebro porque es un mediador para mejorar nuestros procesos cognitivos. Beber vino de forma equilibrada, moderada pero constante, hace que se puedan prevenir demencias y enfermedades degenerativas del cerebro.

El tinto evita el endurecimiento de las arterias e inhibe la coagulación, mejorando el riego sanguíneo.

¿Sabías que el tinto trata las infecciones de las encías? Las uvas tienen compuestos que al estar fermentados evitan la aparición de los estreptococos y las bacterias vinculadas a las caries. Aunque también es muy eficaz para combatir la gingivitis.

Combate el cansancio, aumenta nuestras endorfinas y limpia nuestro paladar

The FASEB Journal realizó una investigación en la que aseguran que es el resveratrol de las uvas el que mejora nuestra situación cuando estamos más cansados o apáticos. Además, cuando tomamos tinto liberamos endorfinas, haciendo que nuestro organismo se relaje y podamos disfrutar más el momento. El vino, combinado con ciertos alimentos, potencia aún más su sabor. Pero recuerda que debes tomarlo siempre con moderación.

Como acabamos de mencionar, tomar tinto mientras comemos hace que el sabor de la comida sea más intenso gracias a sus propiedades astringentes. Si comemos carne, reduce el sabor de las grasas y da una sensación gratificante al limpiar nuestro paladar.

El resveratrol, compuesto que tiene la uva, es una sustancia rica en atioxidantes que nos ayuda a cuidar de nuestros vasos sanguíneos porque evita la formación de coágulos, ayudándonos a reducir el colesterol. Además, su alto contenido en vitamina E ayuda a limpiar nuestra sangre, no sólo evitando coágulos, sino protegiendo los tejidos de los vasos sanguíneos.

El tinto es un gran antioxidante, capaz de evitar que las bacterias se adhieran a nuestra vejiga o riñones, haciendo que filtren mejor.

Algunas curiosidades acerca del vino

El Vatinaco es el país que más vino consume del mundo. Aunque Francia es casi el país más popular en cuanto a sus vinos se refiere, lo cierto es que el lugar donde se consume más vino es El Vaticano, en el que llegan a los 74 litros per cápita al año. Y aunque China tampoco se queda atrás, lo cierto es que siguen yendo por delante Italia y Francia.

Fueron los monjes quienes crearon las técnicas para realizar el vino. Durante la Edad Media, cuidaban estos métodos para crearlo e inventaron otras nuevas, siendo ellos los principales productores de esta bebida. De hecho, la marca de champagne Don Perignon tiene el nombre de uno de ellos.

¿Sabías que a través del color del vino se puede saber a qué región pertenece? Los vinos más oscuros provienen de regiones cálidas, mientras que los claros proceden de climas fríos y suelen tener un gusto más suave.

Un dato curioso de esta bebida es que se inventó hace 6.000 años. Las evidencias más antiguas sobre la existencia del vino vienen de Irán. Se piensa que las primeras bebidas surgieron por error cuando los hongos de la levadura tuvieron contacto con las uvas almacenadas, transformando el azúcar en alcohol. Este método fue perfeccionado por los egipcios y se difundió en el Mediterráneo por los griegos y los romanos.

Un dato muy curioso es que el creador de Coca Cola promocionaba su bebida como un vigorizante sexual que levantaba la líbido. Al principio era una bebida alcohólica parecida al vino, pero terminó quitando el alcohol de la fórmula.

¿Conocías algunos de estos datos? Como ves, el vino tinto tiene muchas más curiosidades de las que parecen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies