C/ Eulogio Oscariz s/n, 50830 Villanueva del Gállego, Zaragoza
876 115 019

Vino espumoso: ¿Qué es?

Ya sabréis que si nos adentramos en el mundo de los vinos, y todas sus variedades, encontramos toda una odisea de conceptos, tipologías, procesos de elaboración, etc. Y una de las dudas que más asalta al amante del vino son las características del vino espumoso. ¿Son lo mismo el cava y el champange?. Te lo mostramos.

El vino espumoso, qué es realmente.

Antes de entrar en materia, hay que comprender bien, cómo se define un vino espumoso y cuáles son las características que diferencian a este.

Vino espumoso en copasUn vino de este tipo, no se trata más que de la unión de vinos ordinarios– ya sean, blancos, tintos o rosados- con gas disuelto en ellos. Es decir, los vinos espumosos son a fin de cuentas, vinos con gas – que no gasificados-.

Ahora bien, el proceso de elaboración puede ser muy diferente y es aquí donde se determinará la calidad del vino espumoso final y entre otros aspectos, también determinará su denominación.

De manera general, esta «gasificación» del vino, se consigue a través de una segunda fermentación, que tiene lugar en la propia botella. Al mantenerse esta cerrada, se impide que el CO2 pueda escapar por lo que finalmente se disuelve en el líquido, ofreciendo pues ese toque característico del vino espumoso, sus burbujas.

Este sería el método considerado de mayor calidad, pero existen otros procedimientos alternativos para elaborar un vino espumoso también aceptados pero que intervienen directamente en el resultado final.

Cava, champagne y vino gasificado ¿Es lo mismo?

Ya os adelantamos que no, ya que sí existen diferencias, pero en contra de muchas opiniones generalizadas, esto no tiene por qué deberse a la calidad de los mismos, sino a otros factores.

La primera diferencia que podemos encontrar, es el método de elaboración, los vinos espumosos, o con gas, se clasifican según cómo han sido elaborados:

  • El método tradicional: Se trata del que hemos comentado arriba, que como decíamos es el considerado de mayor calidad. Antes de que finalice la primera fermentación, la botella se cierra herméticamente para que de manera natural se produzca la segunda fermentación que dará lugar a las burbujas tras diluirse el CO2 en el vino.

Este proceso es el que siguen los maestros para elaborar el denominado Champagne y también el cava, así como otros vinos espumosos de diferentes regiones.

Vemos así que la diferencia no radica en su mayor o menor calidad según el método de elaboración, sino que se deberá a otros factores.

  • El Charmat: Este es otro método de elaboración. Un método creado para reducir los costes, pero que puede crear un vino espumoso de buena calidad. En este caso, al finalizar la primera fermentación en los tanques, se da comienzo a la segunda, sin pasar por la fase de embotellado. La segunda fase de la elaboración, tiene lugar pues en estos grandes tanques donde el gas aparecerá diluído en el vino y posteriormente se embotellará.
  • El vino gasificado: Por último, hay otro método de crear un vino espumoso, aunque debido a su forma de elaboración, es más correcto denominarlos vinos gasificados y dejarlos fuera de la clasificación reina “vino espumoso”.
    A pesar de ello, no dejan de ser unos vinos, que también contienen gas y son burbujeantes, eso sí, la elaboración es bien diferente.
    En este caso, no existe la segunda fermentación, si no que los productores inyectan gas de manera artificial al vino escogido. El resultado, es una bebida con burbujas más gruesas y menos integradas que pueden distorsionar un poco el sabor, resultando menos suaves que un cava o un champagne.

La denominación de origen, clave en el vino espumoso.

Probablemente, sigáis con la misma duda respecto a la diferencia entre cava y champagne. Si no es su elaboración, ¿qué los diferencia?.

Botella de vino espumosoComo dice el título, se debe a la denominación de origen. A pesar de que tanto el Champagne, como el cava, comparten los mismos procesos de elaboración, solo pueden ostentar la denominación “champagne” aquellos que proceden de regiones francesas.

En nuestro territorio español, serán llamados cava.

Esto, demuestra que un cava, puede tener tan buena calidad como un champagne. Por supuesto, habría que entrar a valorar los propios métodos de cada bodega, el vino previo del que proceden y por supuesto, la materia prima y su cultivo y cuidados.

Los puntos clave que hacen que un vino espumoso sea un éxito son muchos, pero lo cierto es que hay que perder esa percepción de que el cava español, es peor que los denominados champagne, cuando en realidad no tienen nada que envidiar.

Si no te lo crees, te animamos a probrar nuestros vinos espumosos. En nuestra tienda online encontraras diferentes variedades de cava aragonés elaborados con mimo y cuidado para que disfrutes de los momentos más especiales o cuando te apetezca degustar un buen vino espumoso.

Si tienes más dudas, estaremos encantados de atenderte, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies